lunes, 16 de noviembre de 2009

Mi obra VIII: Envuelto en color


Cómo ya sabréis por los diferentes medios de comunicación, este año se celebra el 20º aniversario de la Convención sobre los derechos del niños.
Para mí la infancia es algo fundamental, en mi trabajo, en mi obra...
Por eso he querido dedicar a todos los niños del mundo esta obra: Envuelto en color, inspirada en el trabajo del MARAVILLOSO fotógrafo Olivier Föllmi, acompañándolo con unas sabias palabras del recientemente fallecido Vicente Ferrer.
Un cuadro al óleo de reducidas dimensiones que, espero, que pesa a la mala calidad de la fotografía, se pueda apreciar bien.

Mirar el rostro es una aventura a la búsqueda de significados y mensajes.
Más aún en rostros de inocencia.
Pueden mostrar
las características y geometrías humanas de sus personas.
Tienen abismos profundos y cimas altísimas.Son sus almas.
Pueden mostrar también el
sufrimiento entre los hombres y quizás
movernos a entrar en sus vidas
reales para transformarlos
en vidas
dignas de seres humanos.
Contemplemos sus rostros.
Vicente Ferrer.

4 comentarios:

  1. ¡Y tan envuelto! Una maravilla de colorido. A mí percepción, muy logrado el brillo en el ojo. Qué bueno, Noelia.
    Otra causa por la qué luchar, los Derechos del Niño, pero sobre todo de los países pobres. Aquí más bien están sobreprotegidos y maleducados.

    Me gustan algunos cuadros de Mary Cassatt. Tienen una temática muy maternal.
    Te veo preparada para Luna Nueva, yo aún estoy en veremos, me echa para atrás verla doblada.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Noelia: Me encantan esos colores y esos ojitos que se asoman...que bonito! Te felicito!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Noelia, el cuadro es tan colorido y hermoso. Por la vestimenta, me recuerda a los niños del norte de mi país, en la frontera con Bolivia.
    Te cuento que desde hace una semana tengo las entradas para New Moon y solo estoy esperando a que llegue el jueves.

    ResponderEliminar
  4. Me alegro que os guste el cuadro.
    Patricia, yo adoro a Mary Cassatt y aún más con esa sensibilidad que tenía para las maternidades y los niños a pesar de que nunca tuvo hijos...
    Luciana, si es cierto que me inspiro mucho en Latinoamérica por vuestos colores y por esa expresión de los ojos que siempre me deja sin palabras...
    ¡Hata el viernes no puedo ir a ver la peli! AAAAarrrrrrggggggggggg......

    ResponderEliminar