100 años no es nada...


...para un poeta que aún nos llena de esperanza con sus palabras...

El sol, la rosa y el niño
flores de un día nacieron.
Los de cada día son
soles, flores, niños nuevos.

Mañana no seré yo:
otro será el verdadero.
Y no seré más allá
de quien quiera su recuerdo.

Flor de un día es lo más grande
al pie de lo más pequeño.
Flor de la luz el relámpago,
y flor del instante el tiempo.

Entre las flores te fuiste.
Entre las flores me quedo.


Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Qué palabras más bonitas... Tengo que reconocer que no conozco demasiado la obra de Miguel Hernández pero lo poco que he leído de él estos días me parece de una sencillez que llega hasta los lugares más recónditos de nuestros sentimientos...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Noelia:

    Hace tiempo conoci en un curso a un profesor que le gustaba mucho la poesía de Miguel Hernández; y desde ese día no dejo de leer sus poemas son la más hermosas de las primaveras, su alma ha alcanzado la eternidad.

    En mis álbumes de Picasa; yo le hice un homenaje, te dejo el vínculo gracias por compartir:

    http://picasaweb.google.com/cristi538/ManipulacionDigital#

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Muy bonito Cristi...
    Miguel Hernández siempre es una inspiración...

    ResponderEliminar
  5. Hola Noelia, estoy escribiendo mientras escucho la música de Little Dorrit (la tengo para descargar en el celular) y te pido disculpas por la ausencia. Sigo más o menos de salud y con muchos miedos (nunca me saqué ni una muela).
    A Miguel Hernández lo conocí desde pequeña, gracias a que mi mamá siempre amó a Serrat.
    "Porque soy como el árbol talado, que retoño: porque aún tengo la vida"
    Para la libertad, un verdadero himno.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Noelia... era grande Miguel Hernández, grande, muy grande... tanto que a veces me da miedo comprender su poesía y cierro los ojos de golpe... por si... me despierto.
    Bss.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Summer in February

Recuerdo infantil: María Pascual