sábado, 5 de febrero de 2011

¿"Pasión" o moda?

Este podría ser el caso de la exposición "Pasión por Renoir" en el Prado.
Largas colas, dichosas reservas, esperas interminables pendientes de una hora de entrada... para una exposición breve, intensa por en el color, vibrante en las pinceladas de un gran maestro, pero que sabe a poco, a la que la falta algo más.

Tres pequeñas salas resultan insuficientes para el genio.

Con Renoir se pone de manifiesto que muchas veces el público acude a los museos "por moda" y no se si verdaderamente luego, son habituales de otras maneras de hacer y entender el arte.

Es absurdo pretender una sala para ti vacía, pero si es de esperar una contemplación serena (como las pinturas del genial artista, llenas de la magia de lo cotidiano, de una "curiosa" intimidad) y no con el irrespetuoso murmullo ente las cabezas agolpadas ante estas pequeñas joyas.

Apetece más el silencio de las salas contiguas donde los autores menos conocidos nos brindan esa paz necesaria en estos tumultuosos días de confusión y agitación, lugares donde podemos respirar, de nuevo, la necesaria belleza.
Pero esta...es solo mi opinión.

9 comentarios:

  1. Me inclino por lo segundo. Si fuera pasión por el arte, todas las exposiciones deberían estar llenas, cuando ocurre sólo con un artista, generalmente es por moda.
    Al menos alcanzaste a ver algo? Espero que sí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. No he leido el libro pero me estoy animando a hacerlo ,yo también tengo pendiente la visita al museo de Cluny
    Tienes razón ese tipo de exposiciones atraén a una gran cantidad de público y casi no se puede disfrutar del momento
    Yo también prefiero la tranquilidad de las salas contiguas
    Un Beso

    ResponderEliminar
  3. menos mal que con tu altura te saltas a todos los japoneses por lo menos, ja, ja... sigues siendo mi critica de arte preferida. un besazo

    ResponderEliminar
  4. Bueno, más bien es el hecho de ser un pintor muy conocido.
    La gente que quiere ser ''culta'' aprovecha estas ocasiones para sentir que cumplen con sus propósitos... aunque después les importe muy poco el arte. Digo yo.
    Besines. :-)

    ResponderEliminar
  5. Si, estoy contigo...a mi me gusta un cuadro porque a mi vista ME GUSTA y no porque sea de un pintor famoso. Mucha gente , como dice Patricia, se cree culta porque vio un Renoir...o sea moda! Yo tengo mis gustos, entre los famosos, pero, no recuerdo sus nombres.(O sea, no debo ser culta...jajaja)
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. ¡Calro que ví algo Luciana! Lo malo fue que con tanto barullo me supo a poco.

    Princesa, no lo dudes, después de la joven de la perla, el tapiz del unicornio es uno de los mejores libros que he leído nunca. Recuerdo haber estado en el Louvre y todo el mundo viendo la Gioconda y yo alucinada con un Delacroix como La balsa de la Medusa...

    Bego, si. Por suerte soy muy alta y eso a veces (solo unas pocas) tiene sus ventajas, je, je...

    Besos y a empezar bien la semana, a ver si el sol nos pone más positivos y optimsitas por estas tierras nuestras...:)

    ResponderEliminar
  7. Ah, mi querida, estuviste en el Louvre? qué envidia!
    Me encanta Renoir, si tuviera acceso a una exposición así estaría feliz aunque haya que caminar de manos,jí,jí.
    Pero es muy cierto que se disfruta mucho más en un ambiente sereno, no al lado de gente que va porque está de moda, y hay mucho de eso.
    A propósito, viste Los Impresionistas con Richard Armitage?
    Besitos!
    Jazmín.

    ResponderEliminar
  8. Jazmín...Si, he estado en París dos veces y estuvé en el Louvre, pero el Orsay es mucho mejor.
    Los impresionistas es una gran serie y Richard-Monet está genial. Creo que con series como está y la de los Prerafaelistas se aprende mucho...Besos

    ResponderEliminar
  9. Esto pasa mucho, y es "culpa" de la publicidad, si algo se publicita mucho, si hay dinero la cosa funciona. Y esto no tiene nada que ver con la calidad de Renoir, que eso está fuera de toda duda.
    Saludos y hasta pronto.

    ResponderEliminar