Del lienzo a la pantalla

Leyendo una interesante lectura aparecida hoy en el periódico El país ("El arte por el arte" de Silvia Alexandrowitch), una reivindicación del movimiento esteticista en la mitad del siglo XIX, han venido a mi cabeza, algunas series y películas que llenan el -a veces gris -de nuestra vida diaria y aportan esa dosis - NECESARIA- de belleza a nuestras vidas.

Empezando, por dos EXCELENTES series británicas -¡Cómo no!- Desperate romantics y The imppressionist, prerrafaelistas e impresionistas, que aunque no son del todo fieles a la realidad, a veces nos acercan al gran público, lo cotidiano de sus vidas y como "voyeurs" asistimos a sus cuitas amorosa y a sus luchas en contra de lo establecido, el aplastante academicismo o la imperante moralidad, luchando contracorriente, enfrentándose y creando revoluciones -artísticas- que pasan a la historia del arte.





Esto en televisión por que en el cine, el arte ha corrido diferente suerte y exceptuando películas como La joven de la perla, otras han languidecido en las carteleras y debemos recurrir al dvd para rescatarlas de su olvido. Véase sino Pollock con Ed Harris a pesar del oscar de reparto a su actriz Marcia Gay Harden haciendo de Lee Krasner o la visión de Klimt a cargo de John Malkovich.

Y no hablemos del Modigliani con Andy García hermosa reivindicación de la relación Modi-Jeanne pero nunca superior a los amantes del Montparnasse), la fascinante La pasión de Camille Claudel, el Rembrandt de Charles Laughton, el Vincent de Kirk Douglas, el Toulosse de Vincent Minnelli , la Frida de Salma Hayek y las rarezas de Warhol en Yo disparé a Andy Warhol o de su aparición en el de Basquiat de Julian Schnabel o Artemisia de Agnes Mérlet.


Me apetece visionar y descubrir la Georgia O`Keefe de Joan Allen o el Caravaggio de Alessio Boni (ya casi no recuerdo el de Derek Jarman) y no esperar a encontrarlas a las tantas en un canal de televisión o en alguna tienda después de mucho rebuscar.








¡Ah! Y sin olvidar las españolas, de las que yo destacaría sobre todas las aproximaciones a Goya, de Saura, Dalí o Picasso o alguna versión para tv de Sorolla (¡¡¡Para cuando de artistas que no son para masas!!!) y en las que El sol del Membrillo de Victor Erice se erige como una obra maestra sobre la fascinante figura del genial Antonio López.

Comentarios

  1. He visto casi todas esas series y películas, me faltan algunas, entre ellas Georgia O'Keeffe, a la que le tengo ganas (aunque preferiría un par de sus cuadros de flores).
    Besos

    ResponderEliminar
  2. que buen resumen! justo las que te apetece ver no las he visto. Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Luciana, yo también tengo ganas de ver la de Georgia y lo de las flores...¡Ya sabes! Anímate a pintar, verás como te relajas y sus flores son fáciles...
    Y Bego, a ver si puedo conseguirlas o si las consigues tú, me lo dices.
    ¡Buena semanita!

    ResponderEliminar
  4. Qué buena entrada, ahora que me encuentro descubriendo a varios pintores. Me llama mucho el arte de la pintura y me acabo de acordar que ahora en Vigo hay una exposición muy buena...
    De momento me llega con empaparme de esta arte.
    Anotaré todas las pelis, no las he visto... :-(
    Besines.

    ResponderEliminar
  5. Me acabas de recordar que tengo pendiente de ver la de Klimt, pues me encantan el artista y el actor. ¡A ver si me gusta!

    Un saludo,

    Lana.

    ResponderEliminar
  6. Pues Lana, a mí también eme gsuta el pintor y el actor y la peli me resultó pero bien aburrida...

    ResponderEliminar
  7. Muy interesante tu blog y cada uno de tus post, creo que seguiré pasándome por tu espacio. Me alegra haberte descubierto. Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. ¡Gracias por pasarte Pilar!
    ¡Encantada de conocerte!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Summer in February

Recuerdo infantil: María Pascual