jueves, 17 de marzo de 2011

En recuerdo a...


Josefina Aldecoa.
Ayer a los 85 años, murió en su casa próxima a Santander.

Hija y nieta de maestras, nació en La Robla, León, en 1926, como Josefina Rodríguez. Toda su vida compatibilizó la enseñanza con la escritura. El Aldecoa lo adoptó en los años 80, cuando decidió regresar a su antigua y suspendida vocación literaria, como una forma de homenajear a su marido, el malogrado escritor realista Ignacio Aldecoa, que había fallecido en 1969, víctima de un infarto. La autora no volvió a casarse.

Reconozco no haber leído mucho de su obra, pero este Historia de una maestra, marcó mi formación durante los años de mi carrera universitaria.

Hermoso libro, tranquilo e intimista, donde la emociones fluyen, llegando hasta el lector, transmitiéndole la energía y fuerza que la autora, tras una aparente calma pone en boca de sus personajes y en sus palabras.

Inspirador.

Entrañable.

Inolvidable.

Mi recuerdo emocionado para esta escritora que vivirá siempre con sus palabras.


Sin duda, me quedaría con estas líneas que expresan de manera admirable todo por lo que merece la pena enseñar.

" La joya más preciosa carece de valor si la comparámos con un niño. La planta más hermosa es solo una pincelada de verdor, la máquina más complicada es imperfecta al lado de ese pequeño ser que piensa, ríe y llora. Y ese ser maravilloso, ese hombre en potencia ante el cual se doblega la naturaleza, nos ha sido confiado, mejor dicho, o será confiado a vosotras..."

10 comentarios:

  1. Ostras! Pues vaya... si no és por ti quizá no me habría enterado... Historia de una maestra me encantó. Por eso se lo recomendé a mi madre y a una amiga que también lo disfrutaron muchísimo.

    "Yo me decía: no puede existir dedicación más hermosa que ésta. Compartir con los niños lo que yo sabía, despertar en ellos el deseo de averiguar por su cuenta las causas de los fenómenos, las razones de los hechos históricos. Ese era el milagro de una profesión que estaba empezando a vivir y que me mantenía contenta a pesar de la nieve y la cocina oscura, a pesar de lo poco que aparentemente me daban y lo mucho que yo tenía que dar. O quizás era por eso mismo. Una exaltación juvenil me trastornaba y un aura de heroína me rodeaba ante mis ojos. Tenía que pasar mucho tiempo hasta que yo me diera cuenta de que lo que me daban los niños valía más que todo lo que ellos recibían de mí."

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. pues yo también te agradezco esta entrada porque si no, no me entero. Muy bonito homenaje. un beso

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué estupendo texto Guacimara!

    Cómo siempre, muchas gracias por tus visitas Bego.

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante tu entrada...son historias de personas no famosas...muy bueno!
    Besotes

    ResponderEliminar
  5. qué bonito!! me lo apunto. Tengo una cuñada maestra con vocación a mas no poder a la que creo que le encantará!!!!

    Gracias por el post!!

    ResponderEliminar
  6. No sabía que había fallecido...me gustó mucho su libro.
    Precioso post.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  7. Conocí a la autora por vos y por vos me entero que falleció.
    Es un fragmento hermoso el que elegiste, debería leerlo todos los días cuando voy a trabajar. Me ha tocado un grupo muy difícil y me siento un poco abatida.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Soy maesdtra y me encantará leer ese libro...los niños de hoy son muy diferentes a esos de los que enseñó doña Josefina pero siguen siendo niños y cada día son capaces de sorprendenderme con su imaginación
    Te deseo un feliz comienzo de Primavera
    Un Abrazo

    ResponderEliminar
  9. También por ti me entero de su fallecimiento.
    El libro lo tengo pendiente por recomendación de varias personas.
    Tanto el párrafo que pusiste como el de Guacimara me han encantado. Te recuerda el orgullo de ser maestra.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. He escuchado maravillas del libro pero aún no lo he leído. Quien tuviera más tiempo... Por cierto, yo sí que lo sabía pero porque leí la noticia por internet, en radio y televisión no han dicho nada, creo.

    Besos

    ResponderEliminar