Lugares con encanto


Hoy viendo de nuevo por ya no se cuántas veces "Tú tienes un e-mail" me he sentido inspirada.

He recordado The shop around the corner, y esos lugares con encanto.



Aún existen -gracias a Dios- esos lugares donde tú mirada, cual insecto inquieto, no sabe donde posarse.


Esos pequeños locales, que aparecen a la vuelta de un esquina o en una callejuela de tú pueblo o de esa gran ciudad que nos castiga con su negra contaminación o con sus inevitables congestiones automovilísticas y sus fabulosos descuentos en grandes almacenes exentos de toda personalidad y en los que TODOS nos hemos zambullido en alguna ocasión.


Pero esas tiendas, sobreviven, con sus cajas apiladas, montones de ellas, algunas recubiertas por una fina capa de polvo del tiempo, y en las que la imaginación -por lo menos la mía- no para de dar vueltas y girar en extrañas combinaciones repletas de colores y formas caprichosas.
Tal extrema inquietud suele alterar mi equilibrio -ciertamente muy racional- en lugares tales como mercerías, papelerías, pequeñas líberías, tiendas de bricolaje y manualidades entre otras...


Imaginaos...botones y lazos de explosivos colores, telas, lanas colmadas de matices, cuentas, abalorios, cremalleras, brillantes papeles de tactos caprichosos -suaves, finos, rugosos...- lápices, divertidas gomas y sacapuntas que te hacen añorar las carteras repletas de libros del mes de septiembre y esa sensación de acompañar a tú madre cogida de su mano en busca de la pesada artillería escolar, rotuladores de puntas entretenidas, estuches de madera relucientes, botes de pintura con sus locas combinaciones, ceras de la querida –por familiar- marca Plastidecor o mis adoradas Alpino y si ya entramos en esas librerías que huelen a papel no tan nuevo o al delicioso forro que los cubre…como no acabar navegando en un mar de portadas llenas de colorines juguetones …yo me siento cual pirata Barbanegra ansiosa por robar todos los tesoros como cuando entras en una tienda de chucherías…¡Ya me empiezan a hacer chiribitas los ojos!…¡Una auténtica delicia!


Obra del artista pop Antonio de Felipe

Comentarios

  1. Jeje! Nosotros tb hemos visto hoy Tienes un email y hemos comentado eso mismo. Aunque la verdad es que las librerias con encanto para mí están más deordenadas y apiladas que la libreria de la chica que aparece en la película, no crees?
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Yo también!...es una película que nunca te cansas de ver
    Un Beso

    ResponderEliminar
  3. Oh Noelia, cómo echo de menos esas tiendecitas... por aquí ya casi no quedan por no decir que no, no quedan... Bss...
    Las pelis... las dos buenísimas... anda, que tienes tú ahora un email, ja ,ja...

    ResponderEliminar
  4. Hola, artista:

    Muy buena tu entrada en el blog; me encanta cuántos recuerdos, si entrar en una tienda y sus escaparates. (...)

    Yo tengo pensado de hacer un curso sobre "Escaparatista"; me encanta, el otro día me quede fascinada al contemplar el escaparate de la tienda de Mango en Mesa y López en verdad un gran escaparatista quizás haya sido una soñadora puede qué un soñador pero me encanto tenía qué haberlo captado con mi cámara pero creo q. no está permitido debería de preguntar antes de hacerlo por si las moscas.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. a mí me fascinan las librerias, me vuelvo loca, pero las librerias de siempre, que cada vez quedan menos la verdad y en las papelerías me lo compraría todo, libretas, ceras, cartulinas, todo...

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Yo también la he visto y he suspirado como siempre.
    Adoro esas tiendas llenas de cosas increibles, me gustó la que has encontrado para nosotros, dan ganas de quedarse un buen rato.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Hola Noelia. Quería decirte que como me gusta mucho la fotografía, me he animado y creado un blog sobre eso, ya he echo mi primera publicación de fotos, si quieres visitarle, entra en el mío de siempre y allí está la dirección, vale. Muchos besos y saludos, gracias.

    ResponderEliminar
  8. Me gustaría que en mi ciudad hubiese más rinconcitos adorables, pero cada vez hay menos.
    Los otros días me comentaban que cierra la librería donde se filmó Nothing Hill, no sería un sueño comprarla?
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. HOla Noelia: gracias por la visita. Sí, yo también encuentro esas pelis muy inspiradoras. Siempre pensé que si pusiera una librería se parecería a esa. Yo llegado este momento del año añoro el olor de los libros nuevos y la magia de ir a comprar el material. Son recuerdos que aún están muy vivos.Las tiendas como las que describen hacen que la boca se me vuelva agua, ummmmm. Pura glotonería.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Summer in February

Recuerdo infantil: María Pascual