Un paseo o un sueño...


Nadie podría imaginar, que entre la vorágine de esta ciudad -Madrid- entre los ruidos, las prisas cotidianas, la gris contaminación, los gritos de los niños en su carrera libre y despreocupada, cuando tus sentidos se encuentran casi embotados, cruzar el umbral de esta puerta,te conduce directamente a la culminación de un sueño, un sueño romántico por supuesto. Y al cruzarla, dejas atrás a la mujer preocupada por sus rutinas diarias para sentirte, una dama de familia acomodada que recibe a sus invitados en sus gloriosas salas.

Por favor, acompañadme... esta es vuestra casa.
Pero, antes me presentaré... esta soy yo, la joven que toca el piano.

Permitidme mostraros el sueño y olvidad por un momento, el peso de vuestras responsabilidades.
Y así, entre danzas y músicas,
el polvo que no descansa sobre el arpa dormida,

o al son de las caricias que arranco a mi instrumento,
bailaremos sobre las bellas alfombras que rozan vuestros pies.

Cuando, cansadas no sentemos a conversar, al calor de un té o unas pasta, nos embriagaremos por el olor de las rosas donde "princesas" sin duda, se asombrarían de las vajillas.

Y cuando ya, el cansancio pudiera con nuestro cuerpo, os dejaría descansar en una de las habitaciones donde el frío nunca podría tocaros y el calor os abrazaría en la noche...
Y vuestro sueño sería plácido y tranquilo...e incluso os mostraría otro sueño, el de la Rusia blanca en la Exposición “El Romanticismo Ruso en época de Pushkin”...


Y por último...
- Agradecer a mi jardinera favorita el premio que me ha otorgado.


- Otro enorme agradecimiento a la Pequeña meg, cazadora infatigable de estrellas por los premios de su sorteo.


- Un besazo enorme para mi Bego y para todas/os los que leéis estas líneas.


- Y un recuerdo emocionado para Yue Yue...

“La ternura y la amabilidad con los demás no son signos de debilidad o desesperación, sino manifestaciones de fuerza y decisión.”

Gibran Kahlil Gibran





Comentarios

  1. Oh! Pues sí que se parece a tí! Aún no te conocía cuando estuve allí, sinó me habría fijado mejor en ese cuadro.

    Mademoiselle, me complacería gratamente poder visitaros otra vez en esa magnífica casa romántica que tan placentera marca dejó en mi corazón...

    Ahora en serio, me ha encantado tu narración y las fotos.

    Curiosamente hace unas horas hablabamos de este maravilloso museo con Vane de Zaragoza que ha venido a hacernos una visita a mi pequeña ciudad.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  2. Qué entrada más bonita y sentida, qué pasada de museo, me encantaría verlo, es inspirador.

    Gracias por tus palabras, repito que me alegro de que te haya fustado tanto el premio, a mi he ha encantado la pequeña ilustración..

    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  3. Pero señorita! Con una casa tan bonita cómo no me ha invitado!!!!

    Y pensar que hay gente que vive así...

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, por la invitación has hecho que en un lunes paseara por un sueño....Feliz semana!!! Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Cuanto siento que el día que visité su romántico palacio no se encontraba usted allí. Me recibió su ayudante que me explicó perfectamente cada detalle enlazando con anécdotas el momento histórico.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, cielete. Tengo mucha suerte de que seas mi amiga. Por cierto... ¿que casa es esa? No la conozco estando tan a mano. Otro beso enorme para ti.

    ResponderEliminar
  7. Precioso e inspirador sueño. Un besote Noe :-)

    ResponderEliminar
  8. Una manera encantadora de compartir lo que has visto...Gracias.

    ResponderEliminar
  9. Muy lindas imágenes y narración...y me gustas al piano!!!
    Besotes

    ResponderEliminar
  10. Hola! encantada de descubrirte, me ha gustado tu blog, creo que me voy a pasar muuuuuucho por el... ;)
    te invito a que te pases por el mio y a que me sigas si te gusta.
    un beso;Claire.
    c.o.c.o.
    http://lookingforthestyle.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Summer in February

Recuerdo infantil: María Pascual