Tres por falta de una

Una alfombra dorada – de hojas caídas- bajo mis pies, me conduce al “el arca rusa” donde el frío azul no habita entres sus paredes.
¡Qué lejanas parecen sus tierras!

¡Qué impronunciables a mis labios algunos de sus nombres!

Y aquí estoy yo.
Si, si...la del vestido granate soy yo...

Me siento pequeña entre esta gran edificio, en este palacio-museo lleno de antiguos esplendores.

Nos reciben en las salas, tañedores de laúd de prodigiosos dedos,



mientras en las cocinas se preparan los más deliciosos manjares,



no sin antes añadir a la mezcla una buena copa de absenta que caliente nuestros corazones helados por el otoño, mientras esperamos la llegada de la abuela y nos dedicamos a charlar de lo humano y lo divino sin dejar de asombrarnos por las riquezas de los propietarios, ricos encorsetados de presencia apabullante.

Gastamos la tarde con juegos de bolas o contemplando el estanque aún no cubierto de hielo, mientras en lo alto de aquella montaña lejana, nos sentamos a contemplar como se desdibuja el paisaje en la lejanía,


oyendo al fondo, el golpe del martillo y el cincel.


Pero vientos más cálidos me llaman desde París, donde una querida amiga me invita a contemplar sus “fugaces dibujos y rápidas acuarelas” (Félix Férréon) esperando mis torpes críticas, siempre para ella, llenas de halagos y piropos.

Salimos al balcón a respirar el aire cargado de pinceladas vibrantes,
y sin cursilería alguna, miramos a los niños, jugando con el gato o sentados en el césped con sus trazos de pastel. Y así mi querida amiga se me muestra “en su diario femenino cuyos modo de expresión son el color y el dibujo” (Paul Valery)


Después, Eugène con su romanticismo exacerbado, con su dramatismo su exotismo, vamos, un revolucionario con todas las palabras y con esa pasión suya por el color y el movimiento nos invita a dar un paseo por las estancias donde reside estos meses:




Así que, si queréis sentiros como…

- Ana Karenina, pero sin tiraros a las vías de un tren.

- Como Natacha, aunque Alessio no sea vuestro Príncipe Andrei Bolkonsky.

- Cómo Anastasia, pero con padres gracias a Dios, o como…

- Una mujer de la alta burguesía francesa con dotes artísticas.

- Una pintora que charla de igual a igual con Manet, Corot, Degas, Renoir, Monet…vamos lo más granado del grupo impresionista.

- O te sientes un romántico de porte aristocrático que ha leído a Byron, Milton…

- Y te gustan los viajes a paisajes recónditos… ¡No lo dudes! ¡Tienes para elegir!

El Hermitage en el Prado hasta el 25 de marzo de 2012.
Berthe Morisot en el Thyssen.

¡Feliz semana que ya nos queda muy poquito para la Navidad!

Comentarios

  1. En todo caso, me gustaría ser como la nueva versión de Anna Karerina, pero...¡Para comenter incesto!!!! :P

    Hermoso paseo. El vestido granate una belleza. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Chulísimo el enlace, me lo voy a pasar "pipa". Si me tocara la lotería uno de mis primeros viajes sería a ver ese Caravaggio en vivo y en directo.

    Gracias.

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué gusto! es un placer que no sé si voy a se capaz de conseguir, viajar a Madrid está en mi agenda, pero está resultando algo difícil en estos momentos,tu enlace s na maravilla. Gracias

    ResponderEliminar
  4. Me encanta el de Paul Valery, ojalá viviera más cerca de Madrid!! para consolarme tengo el Thyssen de Málaga, es una delicia, a ver si lo comento en el blog...Un beso!!

    ResponderEliminar
  5. Me has convencido... me voy después de Navidad a Madrid, aunque solo sea un día... Qué maravilla de recorrido has hecho... si es que me enciendes, me enciendes!!!
    Bss...

    ResponderEliminar
  6. Hola pase a visitarte para desearte:
    Que tengas salud primero, trabajo después, armonía siempre y algún que otro corazón amigo en el que refugiarte en las horas bajas.
    Que Dios (o Aquello en lo que tu creas) no sea tacaño con sus bendiciones y que cuando las deje caer sobre ti, sepas reconocerlas.
    Besos de colores

    ResponderEliminar
  7. Quien pudiese estar por ahí y verlo toooodo!!!

    Feliz Navidad !!!!

    Besines!

    ResponderEliminar
  8. Anteayer estuve en el Prado. Hoy descubro este blog que me llena de emoción y fe en el ser humano. En seres como tú. Magnífico encuentro de la pasión, la inteligencia y la sensibilidad. Mil gracias.

    Creo que te llamas Noelia, pero no sé nada más de ti. Y de una persona tan sobresaliente, debería saberse (aquí, en tu blog). Todo mi agradecimiento por tu trabajo y mis mejores deseos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Summer in February

Reto epistolar: Correspondencia. Camille Claudel