sábado, 22 de octubre de 2011

Un paseo o un sueño...


Nadie podría imaginar, que entre la vorágine de esta ciudad -Madrid- entre los ruidos, las prisas cotidianas, la gris contaminación, los gritos de los niños en su carrera libre y despreocupada, cuando tus sentidos se encuentran casi embotados, cruzar el umbral de esta puerta,te conduce directamente a la culminación de un sueño, un sueño romántico por supuesto. Y al cruzarla, dejas atrás a la mujer preocupada por sus rutinas diarias para sentirte, una dama de familia acomodada que recibe a sus invitados en sus gloriosas salas.

Por favor, acompañadme... esta es vuestra casa.
Pero, antes me presentaré... esta soy yo, la joven que toca el piano.

Permitidme mostraros el sueño y olvidad por un momento, el peso de vuestras responsabilidades.
Y así, entre danzas y músicas,
el polvo que no descansa sobre el arpa dormida,

o al son de las caricias que arranco a mi instrumento,
bailaremos sobre las bellas alfombras que rozan vuestros pies.

Cuando, cansadas no sentemos a conversar, al calor de un té o unas pasta, nos embriagaremos por el olor de las rosas donde "princesas" sin duda, se asombrarían de las vajillas.

Y cuando ya, el cansancio pudiera con nuestro cuerpo, os dejaría descansar en una de las habitaciones donde el frío nunca podría tocaros y el calor os abrazaría en la noche...
Y vuestro sueño sería plácido y tranquilo...e incluso os mostraría otro sueño, el de la Rusia blanca en la Exposición “El Romanticismo Ruso en época de Pushkin”...


Y por último...
- Agradecer a mi jardinera favorita el premio que me ha otorgado.


- Otro enorme agradecimiento a la Pequeña meg, cazadora infatigable de estrellas por los premios de su sorteo.


- Un besazo enorme para mi Bego y para todas/os los que leéis estas líneas.


- Y un recuerdo emocionado para Yue Yue...

“La ternura y la amabilidad con los demás no son signos de debilidad o desesperación, sino manifestaciones de fuerza y decisión.”

Gibran Kahlil Gibran





domingo, 16 de octubre de 2011

Libros con mucho arte...


Para mí, resulta NECESARIO de vez en cuando, dejarme atrapar por la lectura de algún libro sobre la vida de los artistas.

Creo que, cualquiera que intente serlo -yo, cada día- debería sumergirse en esas vidas, algunas confusas y erráticas, otras ordenadas, sencillas....y abrir esa puerta a sus mentes a fin de comprender mejor su obra, su trabajo.

Ya sean biografías exhaustivas, llenas de datos o ficcionadas nos permiten recrear esos momentos en los que la chispa creativa o las musas, los convirtió en geniales, o en parte de la historia del arte, reconocidos, olvidados o perdidos.

Mi última adquisición La musa rebelde de Elisabeth Hickey, el triángulo amoroso de Rossetti(cómo no)- Jane Burden- William Morris, en el que me halló inmersa.
Esta autora ya triunfo con El beso, otra biografía novelada de Gustav Klimt, que descansa en mi estantería.

No nos olvidemos de la maravillosa y exquisita La joven de la perla de la GRAN Tracy Chevalier, de quien también os recomendaré El tapiz del unicornio y la creación de los tapices que descansan en el Museo Cluny de París, uno de mis sueños el poder visitarlo.
La joven de la perla nos acerca a la vida de Vermeer y nos fabula sobre como pudo nacer una de sus obras más emblemáticas. En, El maestro de la inocencia nos habla de Willam Blake un libro que me gustaría leer. Y sobre Vermeer recomendaros también La joven azul jacinto de Susan Vreeland de la que solo he visto la versión llevada al cine de la mano de Glen Close.

De la estupenda editorial Circe, destacar Artemisia Gentileschi de Rauda Jamis, o Camille Claudel de Anne Delbée, dos mujeres artistas (que abundan en mi biblioteca personal), dos vidas convulsas, apasionantes que pueden unirse a la Jeanne Hébuterne de Patrice Chaplin o El secreto de sofonisba de Lorenzo De´Medici, entre otros.



El Rodin: una vida apasionada, Jeanne Fayard nos acerca a la vida del gran escultor, Las cartas a Theo de Vincent a la "dolorida" vida del genio (de imprescindible lectura), La agonía y el extásis de Stone Irving y así una larga lista...

Isabel Guerra y su El libro de la paz interior o la espléndida Ángeles Caso con Las olvidadas son entre otros, dos títulos con sabor español.

En mi "Wihslist" (cómo me gusta esa "lista de deseos" de los blog literarios) se encuentra:

- Frida Kahlo de Rauda Jamís.
- La realidad del artista de M. Rothko.
- Confesiones de una adicta al arte de Peggy Guggenheim.
- Amazonas con pincel de Victoria Combalia.
- De puertas adentro:Memorias de Amalia Avia... y la lista seguiría...




"LEE BIOGRAFIAS DE ARTISTAS. Las vidas de otros artistas pueden hacerte ver otras maneras de enfocar tu vida como artista, y esos escritos también pueden ayudarte a ver más allá de las circunstancias concretas de nuestra época. (...)"
Gregory Amenoff


viernes, 7 de octubre de 2011

Hace unos días...



...el 5 de octubre de 2011, cumplía 50 años -que parecen tan pocos- y lo bien que se conserva, la magnífica película Desayuno con diamantes, o lo que es lo mismo, Audrey Hepburn y el despliegue de su belleza- casi etérea- en cada fotograma de esta -inigualable- cinta.

Se estrenaba el 5 de octubre de 1961...

"-¿Conoce usted esos días en los que se ve todo de color rojo? - ¿Color rojo? Querrá decir negro. - No, se puede tener un día negro porque una se engorda o porque ha llovido demasiado, estás triste y nada más. Pero los días rojos son terribles, de repente se tiene miedo y no se sabe por qué. "




Mítica su bso con el maestro Henry Mancini y esa Audrey, rasgando las notas de una guitarra en las escaleras de incendio de su vacío piso mientras sobre ella se posaba el azul de "su" mirada.
Una voz dulce, sacrificada en otros de sus títulos más conocidos: My fair lady.

Río de luna, más de una milla de ancho
Te voy a cruzar a la moda algún día,
Viejo creador de sueños,
Destrozador de corazones ...
Adondequiera que vayas,
Yo sigo tu camino.

Dos vagabundos, para ver el mundo
Hay tanto mundo para ver
Los dos buscamos el mismo arco iris
Que nos aguarda al final de la curva ...
Mi fiel amigo,
El río de luna y yo.

Dos vagabundos, para ver el mundo
Hay tanto mundo para ver
Los dos buscamos el mismo arco iris
Que nos aguarda al final de la curva ...
Mi fiel amigo,

Mítica también el desayuno "tempranero" en la quinta avenida , bajo la atenta mirada de Tiffany´s llena de glamour que para ellas quisieran las -injustamente- icónicas protagonistas de Sexo en Nueva York.

Apoyada en el texto -aunque no del todo fiel- de Truman Capote-su lectura, aunque breve, es hermosa, pero si has visto antes la película puede desinflar tus expectativas romántico -amorosas- pues quien no sabe ya que Holly es una ... Atención spoiler: prostituta) tenemos a Holly, que se cree indómita en su vida hasta que encuentra su hogar, aunque sea con un escritor sin recursos -y posiblemente sin mucho futuro- y dentro de una gabardina bien calentita -aunque empapada- en un callejón cualquiera.

Por allí vemos aparecer a José Luis de Villalonga como terrateniente - brasileño!!!- o ese Rooney caracterizado de japonés sin mucho acierto o nos enteramos deque Steve McQueen podría haber sido Paul Varjak...¡No puedo imaginármelo!


"Tú te consideras un espíritu libre, un ser salvaje, y te asusta la idea de que alguien pueda meterte en una jaula. Bueno nena, ya estás en una jaula, tu misma la has construido. Y en ella seguirás vayas donde vayas porque no importa dónde huyas; siempre acabarás tropezando contigo misma."


Y claro, no olvidemos los fantásticos ojos azules de Peppard -antes de caer en el puro incombustible de Hannibal Smith- con los que nos refugiamos una noche en la almohada de su pecho o de la fría lluvia...
Él la mira...

...ella, por fin se da cuenta...

...los dos se "reconocen" el uno al otro...

...lo demás...es una historia de amor de cine.

P.D.: ¿Se nota que me gusta?

domingo, 2 de octubre de 2011

La b.s.o de mis días

Pronto, comenzaré de nuevo...y buscando la B.S.O. de esos días que se llenaran nuevamente de manchas imborrables en mi bata, aquella que dejo atrás -hace tiempo- su blancura de "Ariel", guardo los discos que me acompañarán las tardes de esas estaciones que veré pasar tras la ventana, rodeada de pinturas y pinceles...

Michael Bublé -siempre-,




Jamie Cullum -ágil danza con su piano- ,




la "GRAN" Diana Krall ,

Creo que falta este y pocos más... y la canción con la que la descubrí...






la soñadora Norah Jones,




junto a mis nuevos descubrimientos de los que aún me queda TANTO por escuchar ... Madeleine Peyroux,

El único que tengo...

Melody Gardot y Jane Monheit junto a Harry Connick Jr. inolvidable su "Wink and smile" en Algo para Recordar...