Entradas

Mostrando entradas de 2012

Acabando el año con risas...¡¡¡Miranda!!!

Imagen
Gracias a una queridisisma amiga que supongo se dará por aludida, es decir, reconociéndose alguien, por alusiones o referencias, que es el destinatario de las mismas, reaccionando en consecuencia pues las aludidades hay que adulidarse ¿? …descubrí esta serie: Miranda.


Miranda ES una serie británica, con ese humor al que yo, personalmente, me siento tan afín, y en el que Miranda Hart de “tai tantos” años (o sea más e treinta) nos cuenta (fabulosos son sus “previously in my life”) sus locuras, ocurrencias, meteduras de pata diversas y torpezas varias, su vida, desde un punto de vista lleno de frescura, inocencia, vitalidad y entusiasmo contagioso. Vamos… ¡Con ella nunca te aburrirías! 



Si…es alta (demasiado) y desgarbada e incuso a veces, la cofunden con un hombre. 

Está “rellenita” pero, a ver, con semejante envergadura una es de huesos grandes y no todas vamos a ser “barbie girls”. 
Quizás no sea muy políticamente correcta en “concretas” situaciones sociales, pero su manera de reac…

Erase una vez…un libro por navidad

Imagen
Erase una vez, un libro mágico, que llegó a mis manos tras un largo viaje envuelto en divertido papel de burbujas. 
Seguro que disfrutó su trayecto estrujando juguetonamente su interior. 
A través del papel marrón, oyó las voces del equipo Noguer que cuál reyes magos se afanaban en preparar sorpresas navideñas que vestirían sonrisas…muchas de ellas infantiles, otras, aunque con más experiencia, esperando ser sorprendidas.



Cuando al cartera llamó a la puerta, bajó corriendo la escalera como si aún tuviera seis años…
”¿Qué será ¿Qué será?” se preguntaba impaciente, mientas dentro del paquete… ”¿A quien perteneceré?” 
Al rasgar su envoltorio, allí, estaba…Una ilustración bellísima y un título…
”El prodigioso viaje de Edward Tulane” 


Leyó su contraportada. 
Olió sus páginas al pasar veloces, rasgo adquirido desde que era una cría de colegio. 
Se recreó en los poderosos dibujos que vio pasar antes sus ojos. 
“¡Qué delicioso!” pensó para sí. 
“Me mira como si fuera un dulce” decía mientras er…

¡Feliz Navidad!

Imagen
Esta es la frase que más me ha gustado para estos días, de hecho,  es la que he empleado en mis tarjetas de felicitación...


"Con todo mi cariño, te mando la receta de la Navidad: 

juntemos varias medidas de ilusión, 
una pizca de  amistad, 
y un gesto de ternura. 
Horneemos la mezcla con un ánimo paciente.  Envolvámosla con risas, luces y canciones. 

Y finalmente, ofrezcámosla con el corazón.  ¡¡FELIZ NAVIDAD!!"



Deseo que siempre disfrutéis del amor y el cariño de la familia,  de la confianza y la cercanía de los amigos,  esperando que la felicidad llene nuestras vidas  en el presente y en el futuro.
¡¡¡Gracias por seguir ahí y mis mejores deseos para estas fiestas!!!

Collage "tigeriano"

Imagen
¿Os acordáis del desorden "creativo" de mi mesa? Las navidades tenían un 50% de culpa y el concurso que organizo Tiger otro 50% o más diría yo...
La cosa es que yo soy muy, muy fan del Tiger y de sus tiendas. Visito las de Madrid cada vez que voy a la capital y me pierdo entre las estanterías, los colores que tanta energía me dan y las cosas tan, tan divertidas, locas, inspiradoras que puedes encontrar... Creo que ya me he visto unas cuantas... La de la calle Fuencarral, Alcalá o Alberto Aguilera...y estoy deseando recuperarme al 100% para ir a la nueva que han abierto en Sol...¡La locura va a ser la experiencia unida a la apertura de La central!
Bueno, pues Tiger organizo un concurso de collage y allá que me presente.


Los regalos son de lo más suculento y seguramente, no ganaré pero me lo he pasado bomba haciéndolo...
¡A ver qué os parece mi idea!



 No se cuantas cosas usaría pero me volví loca cortando, pegando  utilizando cantidad de materiales (reciclados, nuevos, viejos…

Un poco de todo y muchas gracias...

Imagen
Siento haber estado un poco desparecida en combate y ni  haber pasado por vuestros blogs ni comentaros  ni hacer entradas nuevas, a pesar de tener algunas pendientes...pero el virus me ha seguido dando guerra que unido a una infección de oídos me ha "apañado" estas semanas, pero prometo volver a ser YO misma dentro de poquito...ahora me toca, pañuelos, calor y sopita calientes ..¡Vamos...como una viejecita con su mantita!
Bueno, dejemos de hablar  de enfermedades y penas varias que hay muchas cosas lindas que agradecer y enseñaros...
La primera. Ya sabéis  que participe en el intercambio de Navidad de Daiana y ha sido una experiencia muy gratificante por la gente tan maravillosa que se conoce en estas iniciativas.

Yo recibía mi paquete de Jusi y ...¡Me ha encantado! ¡Gracias!

Os lo muestro...



Así que...ya sabéis...¡Todos a visitar su blog!
También agradecer a Patricia que es otra artistaza, ese paquete pendiente que teníamos y que me hizo unas cositas que me dejo ojiplatica…

Cuando todo cambió...

Imagen
Sabéis que he participado  en un  Concurso de libros y reseñas en Price Minister 

y este es el libro que escogí y aquí, mi reseña.






“Una madrugada, Natalie Ward recibe la noticia de que su madre, a la que no ha visto en mucho tiempo, está gravemente enferma. Ha llegado el momento de afrontar lo que pasó hace muchos años. Natalie se crío en la década de 1960 en el norte de Canadá, en la granja familiar situada en un lugar aislado del mundo. Solo tenía a sus padres y sus hermanos, sobre todo Boyer, el hermano mayor, con quien estaba especialmente unida. Pero la existencia idílica de la familia empezó a tambalearse el verano en el que Natalie cumplió quince años. La llegada de un desconocido de voz suave, un joven llamado River cuestionará toda su existencia. A partir de ese día la familia Ward cambió para siempre.” 



Es inevitable, que el bagaje cultural y personal del lector, se vaya filtrando al compás de las páginas del libro que ocupa, esos espacios que tenemos libres en nuestra ajetr…

Todo llega a su fin...

Imagen
...y ahora le toca  a la saga Crepúsculo.
Aún recuerdo a "El pequeño vampiro" y lo que siendo pequeña despertó en mi ese libro.



Después los Jóvenes ocultos de mi adolescencia al ritmo de The Doors.


Descubrí los clásicos de Christopher Lee o Bela Lugosi y los tintes de tragicomedia del Baile de los vampiros.


Y una noche -que aún recuerdo perfectamente  me deslumbró el Drácula de Coppola y su exacerbado romanticismo tan alejado del libro original de Bram Stoker que devoré cuando cayó en mis manos. 


Pero eso, ya daba igual. 
Luego llegaría Anne Rice y sus fantásticos libros y ese Lestat que vestiría la piel de Tom Cruise que nunca estuvo mejor. 


La puerta estaba abierta de par en par.
Para Blade, el vampiro de color de los cómics. 
Para Underworld.
Para la estupenda serie de tv de Buffy y ese Ángel con su propia spin off.


La series seguirían llegando.  El vampiro detective Mick St. John en la increíble Moonlight, la sensual True Blood y los libros de Charlaine Harris, la recom…