Reto epistolar: Correspondencia. Camille Claudel

Que yo siempre amé
yo te traigo la prueba
que hasta que amé
no viví -bastante-

que yo amaré siempre-
te lo discutiré
que amor es vida-
y vida inmortalidad-

esto-si lo dudas- querido-
entonces yo no tengo 
nada que mostrar salvo el calvario-

Emily  Dickinson


Binoche, dará vida, con su rostro , un rostro que apenas conoce el dibujo que manos ajenas reconstruyen en otros más conocidos, los tristes días de su encierro.

(Banda sonora del GRAN Gabriel Yared para la GRAN película de 1988 
y para esta humilde entrada)


De, Camille, la artista.
Camille. La alumna.
Camille. La otra.
Camille. La amante.
Camille. La loca.
Camille. La recluida.
Camille. La olvidada.

Cuerpo sin tumba, tumba sin nombre.
Aún recuerdo el ruido del mar, la arena en mis pies, olor a sal, su correspondencia en mis manos.
las cartas entre el maestro y su discípula, la amante y el amado, la interna y el hermano, lejana ya de afectos en su reclusión en  Montdvergues.

Cuando vi sus cartas expuestas en Madrid (Fundación Mapfre 2007) , tuve que salir de aquella habitación, donde tras frías vitrinas se hallaban situadas. 
Un cúmulo de sentimientos se enredaron en mi estomago.
Su caligrafía, el baile de las letras en el papel  aquellas palabras que había bebido en su idioma conformando aquellas frases que asaltaban mis recuerdos:

"Me acuesto completamente desnuda para creerme que usted está aquí"

¿Y las respuestas del amado?

Rodin, cargado de años, se emborracha de su juventud, del arte que de ella brota,de su "fiera amiga, su soberana".

"Pero mi alma ha tenido un florecimiento tardío por desgracia.  Ha sido preciso que te te conozca y todo ha cobrado una vida desconocida, mi desvaída existencia ha ardido en su fuego de alegría"

Imaginad por un momento, ser mujer, artista y escultora en el siglo XIX. Con una profesión- pasión- como la escultura  con el esfuerzo físico que conlleva, el  mármol, duro, frío. El martillo  violento. El golpe contra la roca.
Esta mujer, hermosa, delgada, de aspecto frágil, en un mundo de hombres.



"Una frente espléndida sobre unos magníficos ojos de un azul tan extraño que difícilmente se encuentra fuera de las portadas de las novelas"
Paul Claudel




Para luego ser una creadora que queda reducida, con el paso de los años, a amante de Rodin, o a hermana de Paul Claudel, envuelta en el abrazo del olvido.

En "Correspondencia. Camille Claudel. Editorial sintesis", se nos va tejiendo una vida, intensa, apasionada , temperamental.


Del inicial aprendizaje, de las dudas en el proceso artístico junto a su amiga Jess Lipscomb, de la relación maestro-alumna, de la necesidad de aprobación y de reconocimiento  poco a poco, la rotunda personalidad de Rodin la va atrapando.


Puedo llegar a imaginarlo.
Un hombre así, encumbrado, valorado  admirado. 
Camille, revive su adormecido corazón y en sus cartas, se nos muestra un hombre apasionado  enamorado  donde no solo las palabras hablan, también sus obras... diálogo entre los dos creadores.
El beso de Rodin


Sakountala de Camille Claudel

" ¡Ay! divina belleza, flor que habla y que ama, flor inteligente, querida mía, tan buena  de rodillas ante tú bello cuerpo que abrazo."

Y así, su vida se convierte en un torbellino .

Retrato de Rodin por Camille y de Camille por Rodin.


Separaciones, reconciliaciones. Con fatídicas consecuencias para Camille.

La relación se va a romper definitivamente en 1898. 

Rodin trata de recuperarla  y la escribe:

" Mi pobre cabeza está muy enferma y ya no puedo levantarme por la mañana. Esta tarde he recorrido horas sin encontrarte nuestros lugares. ¡qué dulce me resultaría la muerte! Y qué larga es mi agonía. Por qué no me has esperado en el taller. ¿Dónde vas? cuánto dolor me estaba destinado. Tengo momentos de amnesia en los que sufro menos, pero hoy el dolor permanece implacable. "

El desengaño, la falta de apoyos, las manías persecutorias, a pesar de críticos y apoyos incondicionales ( Gustave Geffroy, Octave Maus, Eugène Blot...) y su posterior encierro. 

Pocos días después de la muerte de su padre, el 10 de marzo de 1913 es sacada de su apartamento del 19 quai Bourbon de la Isla de San Luis en París.

Camille Claudel en su estudio con Perseus' 

Aquella tarde, unos enfermeros derribaron la puerta de su apartamento y por instrucciones de su familia le colocaron una camisa de fuerza. 

La llevaron interna al sanatorio de Ville-Evrard y en julio del mismo año la recluyeron definitivamente en el manicomio de Montdevergues done estuvo  30 años.


"...¡Y condenarme a prisión perpetua para que no reclame! Todo esto sale en el fondo del cerebro diabólico de Rodin. Sólo tenía una idea, que cuando él muriera yo podría alzar el vuelo como artista y llegar a ser más que él: era preciso que consiguiera tenerme entre sus garras después de su muerte igual que en vida. Era preciso que yo fuera desgraciada muerto él igual que vivo. ¡Lo ha conseguido punto por punto, porque lo que es desgraciada lo soy! ¡Puede que no te importe mucho pero lo soy! (...) Estoy muy aburrida de esta esclavitud. Me gustaría mucho estar en mi casa y cerrar bien la puerta. No sé si podré realizar este sueño, estar en mi casa. (...) No tengo noticias de tus hijos. Muchos saludos para ti y tu familia."


Camille vivió en la más extrema soledad.

"Necesito ver a alguna persona que sea amiga".

"Les he recibido cojeando, con un abrigo viejo y raído, y un sombrero, también viejo, de la Samaritaine, que me caía hasta la nariz. En fin, era yo. Recordaran a su tía anciana y loca. Así apareceré en su recuerdo, dentro de un siglo…"

Su madre solicitó que no se le permitiera recibir visitas ni mantener correspondencia.

Camille Claudel and Jessie Lipscomb


Así, en total abandono, con la mayor parte de su obra destruida por sus propias manos, olvidada por todos, murió en el sanatorio de Montdevergues en 1943.

"...En cuanto a mí, me siento tan desolada por seguir viviendo aquí. No puedo soportar los gritos de esas criaturas  me duelen en la alma. ¡ Dios mío! ¡Cómo me gustaría estar en Villeneuve! No he hecho todo lo que he hecho para terminar mi vida engrosando el número de recluidos en un sanatorio, merecía algo más".

Fue enterrada en una tumba sin nombre.

Camille Claudel con su amiga y compañera artista Ghita Theurieten  1880.
Así quedará en mi recuerdo.


Me quedó con mil preguntas en mi cabeza...

¿Cómo un hermano - y una madre que es caso aparte- son capaces de dejar encerrada a Camille durante tantos años?
De hecho, el 1 de junio de 1920, el Dr. Brunet, aconseja a la madre de Camille que intente reintegrar a su hija en su medio familiar. 

¿Cómo llegar a imaginar las crueles y lamentables situaciones de estoy centros psiquiátricos y aún siendo conscientes no hacer NADA?

"... realmente, gastar semejante cantidad de dinero es seña de locura. En lo que a la habitación se refiere, también; no hay nada, ni un edredón, ni una palangana  nada, un horrible orinal casi siempe desportillado, una horrible cama de hierro que tientenea durante toda la noche."

¿Cómo fue capaz de a pesar de su fuerza interior, que la llama de la creación que en ella ardía, fuera sofocada, acallada para siempre sin volver a sentir el barro entre sus dedos?

Cómo, por qué... demasiados interrogantes.
No quiero pecar de desconocimiento o ignorancia ,de hecho trataré de leer alguna de las biografías de Paul Claudel  o alguno de sus libros. 


Tal vez, cambia mi idea acerca de Paul.
Ya os contaré. 




Comentarios

  1. Muy interesante entrada, Noelia. Es verdad, tienes razón, que quedan muchos interrogantes por desvelar. Acaso sea imposible.
    Besos,

    ResponderEliminar
  2. Buf... que dura debió ser aquella época en la que mujeres fuertes y con ganas de lucir por propia iniciativa fueron acalladas por sus propias familias, por miedo a lo que diría el resto de la gente, por vergüenza, por ser diferente...
    La vida de Camille Claudel me ha recordado un libro que me gustó muchísimo "La extraña desaparición de Esme Lennox" de Maggie O'Farrell en la que una mujer es injustamente ingresada de por vida en un manicomio por otros motivos, pero al fin y al cabo, por no seguir los requisitos de la sociedad en la que vivía y avergonzar a su familia... muy recomendable.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Por favor qué horror de vida!! Bss Noe

    ResponderEliminar
  4. Es la historia de una mujer apasionada, de esas vidas que se te quedan en la cabeza por intensas, diferentes y complejas, de esos artistas con aura de atormentados como Modi o Lautrec o de artistas malditos... Esas vidas son apasionantes.

    ResponderEliminar
  5. sobrecogedor,ya me contarás tus impresiones finales, sólo conocá algunos detalles de la historia, asi que mi curiosidad está viva al 100% ahora mismo. Un besote.

    ResponderEliminar
  6. Es verdad Noe, y ni sus padres les querían, pobres!! Bss

    ResponderEliminar
  7. Una historia tan triste que sólo puede ocurrir en la realidad, porque ni a la mente más retorcida se le puede ocurrir una familia como esa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Me has intrigado profundamente. Me apetece leer más sobre el tema. Gracias por estar ahí.
    Madrileña

    ResponderEliminar
  9. Vi la pelicula Camille Claudel 1915 y vine corriendo a la compu para interiorizarme mas y realmente estoy sumamente angustiada.
    Madre resentida

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Summer in February