lunes, 30 de septiembre de 2013

Navarra


Banda sonora con Pablo de Sarasate, artista nacido en Pamplona

Niños jugando ante el ayto de Pamplona

Ante mí, 
se descubre una nueva Navarra que junto a tradiciones arraigadas, 
me muestra gente de corazón noble, 
lugares donde,
si sabes buscar,
reside el silencio ante las prisas de lo urgente y lo cotidiano. 
Esculturas de Antonio López delante de la catedral de Pamplona
En la que, 
aparte del alboroto y la fiesta que parece vibrar siempre en la calle, 


San Fermín "txico"

el canto de los monjes en el monasterio de Leyre, 
o la magia que parece flotar en la ermita de Eunate, 
-alzada, solitaria, en el llano de este "reyno"- 

Iglesia de Santa María de Eunate
nos hace sentir que el alma, 
escucha, palpita, vive, y las piedras 
-testigos impasible durante siglos- 
nos hablan, 
ya sea por las manos del cantero en la hermosa simplicidad del románico 
o en los muros de estos castillos que bien parecen de cuento, 

Castillo de Javier
 con guerreros, con príncipes y reinas, 
con caballeros de brillante armadura 
o santos de largas túnicas y vidas andariegas.
Castillo de Olite
 La vida...continúa...
Boda delante de San Fermín
La imagen del toro de Osborne nos vigila desde las cumbres del camino. 

Decimos adiós a Pamplona, 
y a su encantadora gente, 
con una mochila llena de recuerdos y sensaciones.

Solo puedo decir …¡Hasta pronto!

9 comentarios:

  1. El año pasado fui un par de veces, pues mi chico estuvo trabajando allí unos meses. Nunca he estado en San Fermines pero puedes imaginarte como debe ser, viviendo el ambiente de un simple fin de semana.
    Preciosos esos castillos que visitaste.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Los San Fermines, atraerme, atraerme, no me atraen. Pero me quedo con su vida en la calle, con sus paisajes, con ese aire de "reyno" de historia de reyes y su increíble arte...sobre todo en piedra.

    ResponderEliminar
  3. Maravillosa crónica, como siempre. Vaya con los castillos!! Un besazo!!

    ResponderEliminar
  4. Si, Pamplona engancha, lo se por experiencia...Bss.

    ResponderEliminar
  5. Por favor! Pero si esos castillos no pueden existir más que en cuentos de hadas!
    Qué hermosura de lugar! Felicitaciones por tu viaje.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Lo de los sanfermines no me llaman nada de nada, por mí podían desaparecer esas fiestas, peor los castillos...¡Eso es lo mío!
    Besos,

    ResponderEliminar
  7. Qué belleza... Tengo muchísimas ganas de conocer estas tierras, sobre todo el castillo de Olite ^_^

    Besos de colores, Noelia!

    ResponderEliminar
  8. Noelia: Muy interesante todo...lástima que estoy tan lejos!
    Besotes

    ResponderEliminar