domingo, 26 de mayo de 2013

Giselle

Tirso de Molina...¿Escritor?...No...Salida de Metro.
El calor parece fundir el asfalto...¡Ya era hora!
Terrazas de estreno.
Rótulo blanco sobre fondo negro: Giselle. 




Teatro Nuevo Apolo, quizás...antiguo Apolo.
Urgente reforma.


Abraza las sombras.
Primeras notas...Añoro la orquesta.
Rojo Telón...sube...
Escenario pequeño.
Decorados...pobres y yo...soñando como hacerlos con mis manos...


"El ballet Giselle, obra representada en dos actos, constituye una de las más puras joyas del ballet romántico.

Giselle es una campesina de gran belleza y extremada inocencia que desea ante todo bailar, pero es reprimida constantemente por su madre, quien teme que debido a su frágil salud muera doncella antes de casarse.
La creencia es que la mujer que muera doncella se convertirá para la eternidad en una Willi (espíritu nocturno que mata por venganza a los hombres que entran en el bosque después de media noche).

Albrecht, el duque prometido oficial de la hija del príncipe, corteja a Giselle haciéndose pasar por un aldeano. Mientras, Hilarión el guardabosque, está profundamente enamorado de ella y sospecha de la identidad y engaño del duque.

En el pueblo se celebra la fiesta de la vendimia y los jóvenes del pueblo eligen a la reina, honor que recae en Giselle, quien con permiso de su madre baila para todos. El guardabosque entre tanto descubre la verdadera identidad del duque y su compromiso de matrimonio, y lo desenmascara públicamente.

Giselle es sorprendida por el engaño y se deja caer en una desesperación que la arrastrará a la locura y la muerte.

En el segundo acto, Hilarión acude al bosque para visitar la tumba de su amada y es sorprendido por la media noche y con ella la llegada de las Willis.

La reina de las Willis inicia el ritual de la venganza siendo Hilarión su primera víctima.

Al oír pasos las Willis desaparecen, es Albrecht el duque que, arrepentido, se adentra también en el bosque buscando la tumba de Giselle para suplicar su perdón.

Giselle, conmovida por su arrepentimiento, se hace visible e intenta prevenirle para que se marche del bosque, pero ya es tarde y las Willis pretenden hacer bailar a Albrecht hasta quitarle la vida.

La fuerza del amor que Giselle siente en su interior será la salvación del duque, dándole aliento y haciéndole resistir vivo hasta la llegada del alba. Con el amanecer las Willis desaparecen y Giselle tiene que despedirse de su amado para siempre. Albrecht trata inútilmente de retenerla pero ella tiene que seguir su triste destino envuelta en esa maldición provocada por el engaño y la traición del hombre."



Y aún así... la belleza del movimiento.
Los gestos que hablan sin palabras en un mundo lleno de ellas.


Flotar sobre el suelo con la punta de tus pies.
Volar sin pesar.

El esfuerzo sin que apenas se note.
El talento que brilla.
Telón rojo..cae.
La recompensa del aplauso.
A la salida aún parece de día.


Os dejo con dos de mis bailarines predilectos.




Y ahora, para no perder la costumbre unos cuantos concursos, así que...¡A qué estáis esperando!

De una buena y querida amiga del blog Reading at the moonlight que hace 5 añitos...¡Felicidades!...

...sorteando el fantástico EVELINA, de Frances Burney de la editorial dÉpoca y alguna sopresa más...



También en el blog de Carmen y amigos...
Y en:

http://peroquelocuradelibros.blogspot.com.es/2013/05/sorteo-de-2-ejemplares-de-la-editorial.html
y
http://librosquehayqueleer-laky.blogspot.com.es/2013/05/sorteo-de-evelyna-de-frances-burney.html

¡Buena semana!

domingo, 19 de mayo de 2013

Dalí en Madrid



¿Qué pensaría Dalí –donde quiera que se encuentre…tal vez… allá en las alturas desde su posición privilegiada- de las hormigas que nos afanamos en contemplar sus obras, haciendo cola en este Madrid, aún gris y lluvioso al que la primavera parece no llegar nunca? 



Tal vez, que lo consiguió - aunque en su vida también- ser un ídolo de masas un “showman” con manos de genio, cabeza para los negocios y corazón apasionado. 

Dalí, es una marca , cuyo engranaje funciona a las mil maravillas y donde sus labios –Mae West- o su inconfundible bigote son su símbolo, su imagen más icónica. 


Hasta los mismos espíritus que caminan por este museo – realizó las funciones de Hospital General y en aquel lugar murieron miles de personas que fueron enterradas en su subsuelo- deben estar celebrando su llegada y la monjas-tres que siguen enterradas debajo de la puerta principal del museo- huir escandalizadas por los pasillos antes la sexualidad que emana de  muchas de sus obras en esa pasión freudiana que tanto anido en la lavadora se su cerebro, siempre girando, siempre creando, “SU” universo, lleno de imágenes, algunas tan difíciles de entender. 

Cada espectador puede servirse una ración de Dalí, devorando la parte que mejor prefiera de tan suculento plato: la del aprendiz, el familiar, el vanguardista, el surrealista, el iconoclasta, el reivindicativo, el hiperrealista, el enamorado, el teatral, el científico, el agitador… 


Y todo ello, debemos conseguirlo, en un ejercicio de abstracción y concentración obviando las salas llenas de gente que menguan el deleite personal, los grupos amontonados ante determinados cuadros, supuestamente los mas relevantes, el murmullo incesante, el laberinto de salas intricado en busca de la sala correcta, las vueltas, los donde me encuentro… y yo me pregunto… de acuerdo, muy bien, es un amplio y completo recorrido por pinturas -más de 200 piezas, 30 de ellas inéditas en España l  - cartas, fotografías, dibujos, películas –Increíble ese “Destino” cuando el cuerpo de algún visitante  no se interpone entre la luz- 


esculturas, cadáveres exquisitos …pero…¿Dónde está el juego? ¿Dónde la “exposición teatral" que tanto nos embriaga en su Teatro-Museo en Figueres

¿Sería posible poder ver una exposición así?

¿Cómo se sentirán sus compañeros , en estas blancas e inmensas salas, casi vacías, echándose la siesta un viernes por la tarde, o sintiéndose los excluidos a la fiesta, los modernos y frikis… Miró, Ángeles Santos, Klee, Kandisky, Saura, Tapiés, Feiro, Klein… 

Yo…como buena invitada, les saludé efusivamente, y tras de mí, fue quedando un museo en silencio, el patio cerrado, un Calder durmiendo bajo la negra noche. 

¡Qué durmáis bien!

sábado, 4 de mayo de 2013

La tienda de los prodigios


Mi vertiente victoriana-gótica se ha incrementado -más de lo habitual- a raíz del fascinante programa que nos brinda el canal Explora, donde se nos muestra una tienda de antigüedades que ya me gustaría a mí poder visitar algún día: La tienda de los prodigios (Oddities) la tienda de antigüedades más emblemática de New York.

" Mike y Evan son los dueños de Obscura, la tienda de antigüedades más emblemática de New York. Mike tienen una especial sensibilidad para encontrar objetos inusuales y extraños. Se aficionó a las antigüedades por casualidad, un día, aprendiendo a conducir terminó perdido en una antiguo almacén de un granero. Desde entonces comenzó a comprar y a vender todo tipo de artículos relacionados con circos, atracciones secundarias, taxidermia e historia natural. Evan es socia de Mike. En los años 80 fue rokera pero su obsesión con objetos melancólicos y fúnebres comenzó mucho antes que su pasión por la música. Es una apasionada por las antigüedades anatómicas y Evan asiste a los mercados y subastas semanales, donde la apodan la "Dama de la Muerte".






Y podíamos también hablar de sus peculiares  clientes como   Laura Flook...la chica es un caso y digna de la mejor peli de Tim Burton, lo que es todo un elogio.

Y por si os animáis a comprar alguna cosilla...os dejo el enlace...http://www.shopobscuraantiques.com/

Yo me pido...me pido...¡¡¡Esto!!! 


Y, claro, cada día que veo esta serie, recuerdo  -inevitable- una que marcó mi adolescencia...¡Y de qué manera! 

Desde aquel entonces los muñecos de ventrílocuo no han vuelto a ser lo mismo.

La serie se llamaba :  Friday the 13th: The Series


"Serie canadiense , donde dos primos lejanos, Micky Foster y Ryan Dallion, heredan por parte de su tío Louis una tienda de antiguedades. El tema es que el tío era un adorador del demonio y los objetos de la tienda están malditos. Con la ayuda de un antiguo amigo del tío, Jack Marshak (ávido conocedor de las artes oscuras) y de un manifiesto que sirve como inventario de las antigüedades, deberán ir recolectando cada una de ellas y ponerlas a resguardo. Así, en cada capítulo, vivirán una aventura diferente de acuerdo al objeto a rescatar, desde muñecas diabólicas, tazas de la juventud, cunas malditas, bisturíes embrujados,  etc..."

Aquí os dejo un estupendo enalce por si quereis ver la lista de objetos embrujados: http://www.nosolorol.com/revista/imprimir.php?nsec=6&nrev=9


¿Habéis visto el programa?
¿ Recordáis la serie? O...ya me encuentro en la fase..."los cuentos de la abuelita" Ja, ja...
¡Buena semana!