domingo, 2 de marzo de 2014

El Greco en el Thyssen




Cada día, El Greco visita mis días inundándolo todo con sus formas alargadas y sinuosas, sus colores, sus manos y ojos que cobra vida ante mi curiosa mirada.




Lo veo, en los admirados niños, cuando deslizan sobre el papel los lápices de colores o en la pincelada –aún temerosa- del alumno inquieto y travieso.


Ya conozco como vibra su pincel en la mano y la mancha se convierte en arte.

Como el rojo, azul, el amarillo o el verde, cobran vida, allí tan lejos en la isla de Creta hasta llegar a Toledo.


Y el Thyssen, nos enseña su excepcional técnica, su evolución pictórica de gigante, de manera gratuita para que todo el mundo tenga la oportunidad de contemplarlo.


Solo tres obras…¡¡¡pero qué obras!!!


A la espera de las grandes exposiciones que se nos acercan sobre este excepcional artista, esta resulta ser , un excelente entrante de lo más apetecible.




¡Qué aproveche!

2 comentarios:

  1. qué maravilla! me encantaría ir !!! Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Hola! Siempre muy lindo tu blog...no vengo seguido pues ando media mal con mi salud...pero siempre te recuerdo!
    Besotes

    ResponderEliminar