El Greco en el Thyssen




Cada día, El Greco visita mis días inundándolo todo con sus formas alargadas y sinuosas, sus colores, sus manos y ojos que cobra vida ante mi curiosa mirada.




Lo veo, en los admirados niños, cuando deslizan sobre el papel los lápices de colores o en la pincelada –aún temerosa- del alumno inquieto y travieso.


Ya conozco como vibra su pincel en la mano y la mancha se convierte en arte.

Como el rojo, azul, el amarillo o el verde, cobran vida, allí tan lejos en la isla de Creta hasta llegar a Toledo.


Y el Thyssen, nos enseña su excepcional técnica, su evolución pictórica de gigante, de manera gratuita para que todo el mundo tenga la oportunidad de contemplarlo.


Solo tres obras…¡¡¡pero qué obras!!!


A la espera de las grandes exposiciones que se nos acercan sobre este excepcional artista, esta resulta ser , un excelente entrante de lo más apetecible.




¡Qué aproveche!

Comentarios

  1. qué maravilla! me encantaría ir !!! Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Hola! Siempre muy lindo tu blog...no vengo seguido pues ando media mal con mi salud...pero siempre te recuerdo!
    Besotes

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Summer in February

Reto epistolar: Correspondencia. Camille Claudel