Perdida en el viento

La perfecta banda sonora.



Sue, volvió de nuevo a ver su querido mar azul, 

el mismo que la arrastró hasta los brazos de su capitán, 
el dueño de su rumbo
 –Edward- 
sin cuya existencia, 
ya nada tenía sentido.


Sobre su cabeza, 
las gaviotas dibujando con sus alas en el viento.

Sintió el olor a salitre 
en cada una de sus bocanadas de aire 
recordando sus dedos enredados, 
maraña de pelo castaño y olas de plata y blanco, 
agitarse bajo sus manos aquella primera y urgente vez en el Delfín Blanco, 
cuando sus destinos quedaron unidos para siempre.


Asaltada, por el recuerdo de aquella cabaña destartalada, 
e imaginando aquel improvisado lecho “nupcial” cubierto de flores y musgo.


El mar, 
trajo a hasta su orilla vacía, 
hijos, marido y toda una vida para ser vivida a su lado.

Nació para amarle.

Y en sus ojos, se fundió de nuevo, el azul del cielo y del mar.


Para  mi querida amiga Beatriz y su  primer y GRAN libro.
Deseando estoy de ver la película y al capitán Bilcock de carne y hueso.

Comentarios

  1. Qué homenaje más bonito al libro de tu amiga... Por cierto, que has estado en Bilbao! Y con unos días estupendos!
    Besines.

    ResponderEliminar
  2. Menuda escapada que "nos" hemos hecho!, gracias Noelia, por elegirme para acompañarte en tu viaje, es un privilegio enorme, no tengo palabras...
    La fotografías son preciosas, y la banda sonora que le has puesto ¡me encanta!
    Gracias amiga!!!

    ResponderEliminar
  3. Una creativa y cariñosa forma de presentarnos esta lectura. Me encanta la banda sonora que le has buscado.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Precioso homenaje, solo tú haces estas cosas. No conocía el libro, asi que buscaré info y estaré alerta. Un besote!

    ResponderEliminar
  5. Que ganas me han dado de leermelo! Beatriz tiene que estar encantada de tu homenaje. Un beso grande

    Bego

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Summer in February

Reto epistolar: Correspondencia. Camille Claudel