domingo, 7 de diciembre de 2014

El Greco arte y oficio




El exquisito montaje –casi teatral- de El Greco arte y oficio, el juego de luces y sobras que se elevan hasta el techo del maravilloso artesonado del museo de Sta. Cruz, nos hacen entrar en un sueño, en el que estallan los colores del genio griego, en arriesgadas, pero increíblemente acertadas composiciones, casi arquitectónicas, en un juego de miradas y gestos que hacen cómplice al espectador.

Tal vez esta misma virtud, nos hace “obviar” al gran artista, pues este año, hemos estado saturado con su mediática presencia. 
Y más si tenemos en cuenta, las diferentes versiones –del artista y de su taller, seguidores - que nos muestra la exposición, lo que nos puede llevar –sino somos conocedores de su estilo- a dudas.


Quizás hecho en falta ese toque de locura que el Greco imprime en sus lienzos, esa parte de juego que el público debería sentir al contemplar su obra, olvidando tanta seriedad y compostura.

Recrear su taller, su manera  de trabajar hubiera sido un gran acierto, algo que con un simple vídeo podrá ser fácilmente olvidado.
No obstante, algunas de las piezas te dejan sin habla y eso…solo un gran artista puede hacerlo…

…Cerramos el telón…hasta la próxima.

2 comentarios:

  1. Lamentablemente no he podido comprobar si hablia demasiada seriedad o compostura :-( Otra vez será. Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Lamentablemente no he podido comprobar si había demasiada seriedad o compostura :-( Otra vez será. Un besote!

    ResponderEliminar