domingo, 19 de abril de 2015

Antonio de Felipe



Cielos de primavera derramándose en colorines en el retiro, pulmón explotando en verdes en a gran ciudad. Travieso juego pop del gran Antonio de Felipe. 




Deja atrás la seriedad de tú rutina y embadúrnate, rebózate en los colores más bulliciosos del pop más rabioso cruzado con el rebelde Basquiat o el transgresor Bansky asaltando las paredes, el mobiliario urbano que gris, se vuelve travestido en fiesta multicolor por obra y gracia del juguetón artista convertido en ángel o lobo, spray y posca en mano  como afilada arma transmutando los iconos populares.


Deja tus huellas en el piso y únete a la fiesta con los iconos que tan bien sabe manejar –a lo largo de toda su carrera- con esa Audrey gamberra que derrochando glamour , nos contempla – y persigue- desde las paredes.




Mientras nos salpicamos con acrílicos en el estudio que los ha visto nacer, con la otra mano, derramamos la coca cola por el suelo mientras reverenciando al maestro – Andy, por supuesto- sorbemos con deleite y placer la sopa Campbell y la Bambi -y el Tambor-  más macarra nos pinta todo un bosque con sus lápices de colores o el gran Takashi Murakami, colándose en el Museo Van Gogh, trastoca esos girasoles en mutantes florecillas de grandes bocas felices.



Después de esta fiesta es obligatorio salir con una sonrisa.


Si no se cumple esta premisa, te recomiendo volver a entrar y seguir estas recomendaciones: 

- Es aconsejable contemplar la exposición en su ubicación original ,de esta forma, podrá consultar en todo momento la fecha de caducidad ( o sea el 28 de abril) y la dosis adecuada que debe administrarse, ya que podemos presentar reacciones como euforia individual o colectiva, ganas de agarrar un bote de pintura y pintarrajear nuestra casa, etc, etc.

- Siga siempre las recomendaciones del artista al contemplar la exposición, en especial en cuanto a las dosis que debe tomar y sus intervalos y la duración del tratamiento, ya que podemos sufrir visiones a lo Lichtenstein -o sea...su vida en una viñeta- Robert Indiana -el amor está en el aire- , James Rosenquist , etc, etc. 

- Es conveniente revisar la exposición un par de veces, verificando el buen estado de los elementos.

- Es muy importante cumplir el tratamiento que nos hayan prescrito para la exposición.. En el caso de que, al finalizar ésta, sobren algunas dosis, guardase en la memoria que nos va a venir muy bien en el día a día.




1 comentario:

  1. Viva el arte en las calles, qué derroche de creatividad, me encanta!!! Un besote!

    ResponderEliminar