I Will Not Forget You





El alma encogida en cada una de sus líneas.

Pensar en cómo nacieron estos poemas…duele.

Entre el barro, sucio,  lleno de sangre y furia del campo de batalla.

Vacíos de esperanza, casi lejana, casi inútil entre el sufrimiento.

Y después de todo el infierno…conseguir la muerte, 
muerte cercana la paz aun nos parece más injusta.

Lo hace todo, aún más difícil.

No hay en su poemas grandes actores representado su papel.

No existen las fotografías de los libros de historia de nuestros años escolares.

Esas fechas relevantes que repetimos de memoria como loros 
y que nos parecen “tan” relevantes en la locura de los dieciséis.

Tampoco hay un final edulcorado y feliz, 
esa píldora que calmará nuestras conciencias al apagar la luz en la mesilla de noche.

Ni héroes, ni grandes hazañas como en las películas de Spielberg.

No…no hay nada eso.

No hay nada más que los versos de un hombre que fue capaz de encontrar poesía en el infierno…¿Nada más? ¡Nada menos! 

“He oído música entre el estruendo del combate y he hallado paz donde las bombas escupían fuego” 



Por favor…leedlos para NUNCA olvidar.

Comentarios

  1. "un hombre que fue capaz de encontrar poesía en el infierno…"
    Solo por esa frase, merece la pena leerlo...
    Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Summer in February

Reto epistolar: Correspondencia. Camille Claudel