domingo, 25 de enero de 2015

Este finde...

Voy a imitar , con su permiso, al gran blog de Ro, que hace esas entradas tan especiales:



1.  "La danza es una poema en el que cada movimiento es una palabra" 

Maravilloso...pero...¿Podría olvidar al gran Ángel Corella? 


2. Cuando una canción en una película te deja absolutamente  ensimismada: 


3. Y luego como quien no quiere la cosa...viajo hasta el "Big dream" de Samantha Mathis.

I have a dream of my own
And it's mine all mine alone
Its been my friend since I was just a girl
It has a life it has a heart
It has a soul and it's a part
Of everything this woman gives the world

And it's a big dream
Big enough to share
Like a rainbow, hanging in the air
And I thank God, for making it come true
Makes me think maybe God's a woman too
Makes me think maybe God's a woman too

There's a full moon tonight
And I'm bathing in its light
Naked as the day that I was born
There is no shame beneath this sky
I have kissed the past good bye
And mended up my broken heart so torn

With a sweet sound only I can make
And it gets stronger
With every breath I take
And it's all apart of making me feel new
Makes me think maybe God's a woman too
Makes me think maybe God's a woman too 

Buena semana

viernes, 9 de enero de 2015

La primera del año




El cielo de Madrid no es azul…no…

Su horizonte se tiñe con franja marrón que bien parece querer atraparla, suspendiéndola entre la bóveda celeste y la tierra.

Pero entre estas paredes, el tiempo se ha detenido, no existe, confundido entre las pinceladas de los impresionistas americanos.

Es verano, invierno, otoño, primavera… ¿Acaso importa?

Por hoy, me siento…

…Niña entre los brazos de la madre, jugando con la arena y el agua de la playa que baña mis rosáceas piernas.


…Pícara traviesa jugando al escondite en el parque de mi cuidad.



…Joven que pasea entre el murmullo de las fuentes.

…Novia preparada para el matrimonio.



..Dama que espera su carruaje vestida de lluvia. 


…Madre atenta al espigón donde juegan sus hijos.

..Sonadora que otea el horizonte bañada en toques blanquecinos, casi amarillentos, de luz.


..Anfitriona en el encuentro campestre.

..Romántica emergiendo de la parda oscuridad con ojos de gata.



Atrás queda el sucio anaranjado del atardecer en la gran urbe…pero en mis ojos, los colores son otros.