sábado, 28 de febrero de 2015

Mariposa azul


Ayer, seguí a una mariposa azul por las calles de Madrid.

El viento, agitaba sus delicadas alas, dibujando un cielo menos gris,

Al llegar al edificio, vio tres grandes letras: ABC….
¿Aprendería a leer?

¿O sabría que había llegado a su destino?

Saludó cortés al entrar y comenzó a volar entre los dibujos de papel.

Se posó en la blanca pared, para luego, 
tenderse a los pies de la triste geisha, 
envuelta en los acordes de Puccini.
Encontró una rama de cerezo y descansó de su viaje. 

El olor de la flor pareció adormecerla. 

Pero no tardó en reanudar su vuelo.

Tan alto subió que pareció toca el cielo, o quizás, 
el tejado de un castillo encantado, 
allí donde duermen las princesas esperando ser despertadas 
del sueño con el beso de un príncipe azul.

Si…aún…puedo soñar.

Allí, donde los pájaros y las hadas,
tejen con hilos plateados el vestido de la hermosa joven.
Allí donde descansa su hermana, 
la mariposa dorada en el zapato de la doncella, 
o en su pelo radiante como  el sol.
El olor a primavera, comienza sentirse, 
más abajo…los gritos de los traviesos niños, 
los carruajes al cruzar la sala en silencio.
Y, en el hueco azul, 
la mariposa vuelve a elevarse, a su casa, 
al azul infinito que se abre entre los orgullosos edificios…

lunes, 2 de febrero de 2015

Music to start the week

Últimamente creo, que las películas que más me han gustado, o de las que guardo un mejor recuerdo, son en las la música es protagonista.
Y no estoy hablando de una canción pegadiza que se te queda todo el el día con ese run run pegajoso, sino de aquellas que cuando acabas de ver, sales corriendo al imdb o al youtube  para saber más, de su soundtrack , de su reparto...


Comenzó con If I stay (Si decido quedarme, 2014) , peli teenager con una actriz joven y de moda (Chloë Grace Moretz)  y la relación que se establece entre una chelista y un cantante pop -estrella en ciernes- pronto acosado por admiradoras mucho más lanzadas y atrevidas que nuestra amante de la música clásica. Se deja ver, pero sobre todo escuchar. Willamette Stone, increíbles temazos.


Luego llegó Begin Again (2013) , y si con  Mark Ruffalo tenía ya una fan declarada (su trabajo en The normal heart es apabullante) , Keira Knigthley logró que por un moemnto, mis prejuicios sobre ella se esfumaran. La ciudad de New York canta, toda ella es m´soca y Adam Levine hizo el resto con su tema lost stars. 
Y de los Coen, no hace falta decir absolutamente nada. Oscar  Isaac, me deslumbró con su manera poética de cantar en  A propósito de Llewyn Davis ( Inside Llewyn Davis, 2013)  y sentimos su frío por las calles  en  busca de un sofá para dormir y luchando por triunfar. 


Y ahora, Song one (2014) , y de nuevo Nueva York que nos canta, esta vez con las canciones llena de sencillez y naturalidad, poéticas en su mayoría, en la voz de  Johnny Flynn, que presta su carisma y se transforma cuando canta...


Ahora...¿Alguien se presta a darme unas clases de música?
Buena semana