viernes, 31 de julio de 2015

Pinceladas "Lejos del mundanal ruido"

Si os apetece...dar al play. Una de las más bellas bandas sonoras de este año. 


“Gabriel tenía dos perros. George, el más viejo, lucía un hocico con la punta negra como el ébano, rodeado por un estrecho círculo de carne rosada, y la piel caprichosamente salpicada de manchas de un color aproximado entre el blanco y el gris pizarra, pero el gris tras años de sal y lluvia, se había chamuscado y aclarado en los mechones más largos, cobrando un tono marrón rojizo, como si el componente azul del gris se hubiera esfumado, tal y como ocurre con el índigo en los cuadros de Turner” 



“Liddy, bisnieta del destilador, tenía más o menos la edad de Bathseba, y su rostro era un claro ejemplo del carácter alegre de las muchachas campesinas de Inglaterra. La belleza formal de la que sus rasgos podrían haber carecido se compensaba ampliamente por la perfección de su tinte, que en el aquel momento del invierno presentaba esa atenuada rubicundez que incontestablemente encontramos en un Terburg o en un Gerard Douw y como las representaciones de estos grandes coloristas era un rostro que se mantenía absolutamente alejado de la frontera entre el encanto y el ideal”










“El encorvado anciano se sintió satisfecho, y lo mismo parecía Henery Fray y para que todos se sintieran cómodos, intervino Maryann, quien con su cutis tostado y su vestido de lienzo, del color de la herrumbre, parecía en ese momento un viejo boceto al óleo, como los de Nicholas Poussin.”












“Las ovejas estaban agrupadas (…) formaban un apretado círculo, a partir del cual se distribuían en círculos, amplios, formando una especie de gargantilla de encaje como en los cuadros de Van Dyck, mientras el macizo de tojos se alzaba como en un cuello.”







“Empezaron a llegar del granero sonidos débiles y Gabriel miró en aquella dirección. Los hombres salían de uno en uno (…) los demás lo seguían arrastrando los pies con aire avergonzado. El cortejo recordaba a los pretendientes del ilustrador John Flaxman en su viaje al infierno capitaneados por Mercurio”

“La lluvia había cesado por completo, y el sol brillaba entre las hojas verdes, marrones y amarillos, que centelleaban barnizados por las gotas de lluvia, produciendo un efecto similar al que se obrara en los paisajes de pintores flamencos como Ruysdael y Hobbema, repleto de esa belleza infinita que surge de la unión de la visión del agua y del color bajo una luz intensa.” 




“Había en el interior de la carpa una sombra peculiar. La extraña y luminosa semiopacidad de las hermosas tardes de otoño intensificaba el efecto Rembrandt de los rayos de sol amarillos que se filtraban por agujeros y divisiones en el lienzo y atravesaban como chorros de polvo dorado la oscura neblina azulada que invadía la carpa.”
 P.D.: Las fotografías corresponden a  Frank Meadow Sufcliffe.