Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2016

Georges de la Tour

Imagen
Podría hablar de los atascos permanentes a la entrada de la capital.
Del calor que nos atrapa entre el asfalto y el cielo plomizo, cuando el verano parece ya instalado en esta gran ciudad.
De los turistas, móvil en mano, queriendo inmortalizar cada uno de sus pasos.
De las primeras bodas con sabor a calor. 

Del duelo entre los coches ante el semáforo en verde.
Del mendigo que se abraza a sus cartones bajo los andamios, olvidado de las miradas del transeúnte demasiado ocupado.
Pero al cerrar los ojos sigo viendo, brotando, esa luz maravillosa entre las sombras.
Esa luz que parece brillar entre las paredes oscuras, casi tenebrosas.
Esa piel que nace blanquecina, rendida ante mis ojos, deslumbrados, perplejos.
Pinturas que una vez soñé contemplar hojeando mis libros de historia del arte, cuando me atrapó la pincelada de Caravaggio o Ribera que me dejaban extasiada en su contemplación.
Prosperidad, hambre, guerras, calamidades alimentaron la vida de Georges de La tour.
Tramposos, cieg…