Entradas

Mostrando entradas de 2017

De Castillos

Imagen
Erase una vez…creo que este es un buen comienzo para mi historia, un cuento de caballeros y damas, de espada en mano y arrojo en las miradas.  También de sudor, sangre, dolor, tristezas y alegrías, de piedras que hablan. 
Si, si…hablan. 
Schhh…schhh… silencio.
Escucha.
Respiran la majestuosidad de días ya pasados, de antiguos esplendores ya olvidados entre sus ruinas un día revestidas estas de honor y gloria.
Tal vez, sus hermanos diseminados por estas tierras de Castilla sean más opulentos pero que belleza emana entre lo que un día fueron y lo que ahora son. 
Uno, alzado orgulloso, mostrándose desde una inhóspita carretera, a lo lejos, entre una cortina de altivos roble y álamos, esa tarde mecidos por las ramas de un viento que parece susurrar y el sopor de una tarde cálida.
Fortaleza en la vía de la Plata, “castillo del Paraíso”, donde Sancho, Leonor, Enrique, cuantos nombres ya casi olvidados moran entre sus paredes. 


Y otro, vigía de un pantano, de un pueblo abandonado, guarda …

Una cita con Patricia

Imagen
(La banda sonora de este libro, la magia de Chet baker  o la increíble banda sonora de Midnight in París y ya estás más cerca del "sueño") 


Llegué puntual a mi cita en el Quadrant.

Londres empezaba a renacer tras la gran guerra.

Patricia me saludó elegante dese una mesa en el salón…siempre lograba ganarme en prontitud.

Y entre risas y confidencias, me habló como una verdadera amiga de su nueva vida.

Esa en la que dejaba atrás la pensión Galvin y en la que por fin tras muchos embrollos y disparates, entre torpezas y sonrojos…lo que comenzó como un lio extrañamente divertido, se convirtió en verdadero amor.

Peter, su Peter y no aquel “lord Peter Bowen” que tanto la asustó tras oír la retahíla de títulos y posesiones de los que disponía su familia, la estaría esperando impaciente, como era habitual…y ella jamás le cambiaría. 

Me expresó entre el champán para festejar y el sonido de la orquesta, del swing y del jazz, de su dicha y su cara lo decía todo.

Y me sentí feliz por su fo…